70 casos de violencia policial se registraron en los primeros dos meses del año

70 casos de violencia policial se registraron en los primeros dos meses del año

El pasado lunes 1 de marzo, Temblores ONG publicó un informe en el que detalla 70 casos de ataques violentos por parte de la Policía que se han efectuado durante enero y febrero de 2021, entre ellos 5 homicidios.

La plataforma Grita ha servido para que la ONG Temblores sistematice las denuncias que la ciudadanía hace frente a abusos y casos de violencia policial desde marzo de 2020, cuando empezó la cuarentena por la pandemia. 

Gracias a esta herramienta, Temblores dio a conocer un informe en el que se detallan algunos datos en relación a la violencia que ha ejercido la Policía Nacional en los dos primeros meses de 2021.

Para Alejandro Rodríguez, investigador y coordinador del observatorio de violencia policial de Temblores, este es un tema sistemático que se ha venido desbordando desde ya hace tiempo. 

“En febrero casi que se duplica el número de casos y esto tiene que ver con el hecho de que cuando hay protesta social se justifica que haya más abuso y violencia policial y se crean escenarios propicios para que esto ocurra, como lo que pasó con Gareth Sella”.

Alejandro Rodríguez de Temblores ONG

Lea también: Piden esclarecer nuevo caso de agresión en manifestaciones

Datos de violencia policial en 2021

En enero se presentaron 29 casos de violencia policial, un dato que se traduce en una tasa diaria de 0,9 casos. En el segundo mes del año, se presentaron 41 casos, es decir, 1,4 casos al día. 

Dentro de los 70 casos que reporta el informe, 5 casos corresponden a violencia homicida perpetrada por esta institución. 

Las principales víctimas de esta violencia sistemática son jóvenes, manifestantes, vendedores informales, niñas y niños, personas que pertenecen a la comunidad trans, recicladores y cocoteros, y adultos mayores.

Casi 7.500 denuncias en 5 años y ninguna condena

La impunidad de los policías que se ven involucrados en casos de brutalidad policial es del 100%. Si bien hay denuncias que se están adelantando ante los entes correspondientes, es común que un uniformado denunciado siga en su ejercicio, ya sea patrullando o en áreas administrativas. 

“Se toman medidas como trasladar a los policías a cargos administrativos, en donde no tengan que patrullar tanto, o se les traslada a otras ciudades para sanar la tensión. Son acciones que más que reparar a las víctimas buscan reparar el nombre ya dañado de la Policía. Si no hay sanciones ni justicia, estos casos van a seguir aumentando”, concluye Rodríguez. 

Le puede interesar: Violencia policial, sistemática e impune