Marcha por la Dignidad arribará el 20 de julio a Bogotá buscando una «verdadera independencia»

Marcha por la Dignidad arribará el 20 de julio a Bogotá buscando una «verdadera independencia»

Marcha por la Dignidad / Trochando Fronteras

Dos rutas de la Marcha por la Dignidad, iniciada el pasado 25 de junio, se sumaron a la movilización social emprendida por comunidades y organizaciones sociales, con el fin de exigirle medidas al Gobierno para combatir las problemáticas que afectan sus territorios, especialmente los asesinatos y demás vulneraciones a los Derechos Humanos de las que son víctimas.

Ambas caminatas se emprendieron el pasado lunes. La denominada «Ruta Libertadora» partió desde Gibraltar, municipio de Toledo, Norte de Santander, en tanto que la «Ruta Comunera» lo hizo desde Barrancabermeja, Santander.

Los dos grupos de caminantes por la vida y la dignidad se encontrarán en la ciudad de Tunja,  para continuar rumbo a Bogotá, donde prevén llegar el próximo lunes 20 de julio «Día Nacional de la Independencia». (Lea también: Movilización social sobrevive a la pandemia)

Vale recordar que estos recorridos se suman a la Marcha por la Dignidad inicial que partió el pasado 25 de junio desde Popayán, Cauca en la que los caminantes transitaron más de 590 kilómetros arribando a Bogotá el viernes 10 de julio. (Le puede interesar: Todo lo que necesita saber sobre el avance de la Marcha por la Dignidad)

Ha sido a partir de la movilización social que hemos podido defender los derechos fundamentales, este derecho constitucional  ha sido necesario y efectivo en hacer cumplir los demás derechos que como pueblo y como individuos tenemos»

Sonia López, integrante de la Ruta Libertadora de la Marcha por la Dignidad

La Marcha por la Dignidad por una «verdadera independencia»

Sonia López, vocera del Movimiento Político de Masas Social y Popular del Centro Oriente de Colombia e integrante de la «Ruta Libertadora» de la Marcha por la Dignidad, afirmó a su llegada el día de hoy a Duitama, que su objetivo como marchantes es «levantar banderas de lucha en busca de una verdadera independencia», ya que, es un deber con la memoria de quienes han sido asesinados en ejercicio de la lucha de las comunidades para que «el pueblo sea soberano» y así «pueda ejercer en sus territorios autonomía, autodeterminación y poder popular».

Hemos querido retomar esa gesta y tomar el legado de nuestros campesinos, indígenas, afro y en general todos los hombres y mujeres que hacen parte de las clases populares y que se han visto en la necesidad de organizarse, movilizarse y luchar por sus derechos»

Sonia López, integrante de la Ruta Libertadora de la Marcha por la Dignidad

Por otra parte, Sonia aseguró que si bien han cambiado los actores de dominación, y quizá ya no se está propiamente ante el «yugo e invasión españoles»; hoy en día Colombia padece las mismas circunstancias en las que «los grandes imperios norteamericano y europeo siguen en nuestros territorios apropiándose de nuestras riquezas, recursos naturales y sometiendo el pueblo a la miseria, a la explotación y a la exclusión social».

El Estado es un instrumento de poder, que en el caso [colombiano] está al servicio de la oligarquía y de los intereses económicos transnacionales y en ese sentido la legislación y todo su accionar va encaminado a defender esos intereses foráneos por encima del bienestar de nuestro pueblo»

Sonia López, integrante de la Ruta Libertadora de la Marcha por la Dignidad

Por ello, insiste en que hay que resaltar el papel de las comunidades campesinas, étnicas y populares en el desarrollo de proyectos de vida alternativos al «modelo de muerte que nos han querido imponer los gobernantes, [un] modo de producción capitalista que comercializa con la vida y la dignidad del pueblo».

Hostigamientos por parte de la Fuerza Pública a las movilizaciones

Sonia, señaló que en Sácama, Casanare; la Fuerza Pública quiso impedir el ingreso al municipio de la Marcha pese a que se tramitaron los permisos previos con la autoridad local. También que desde Güicán hasta Duitama en Boyacá, sitio al que arribaron el día de hoy, habían tenido el seguimiento constante de la Policía monitoreando cada paso de la marcha.

En el mismo sentido, Erika Prieto, integrante de la «Ruta Comunera» de la Marcha por la Dignidad, afirmó a su arribo a Motavita, que la movilización ha sufrido hostigamiento por parte de las autoridades, especialmente la Policía de Tránsito y Transporte del Magdalena Medio que inmovilizó el bus en el que almacenaban sus equipajes y documentos, según Erika, sin siquiera permitirles retirar estos objetos del vehículo.

Adicionalmente, la marchante, señaló que al conductor le fue impuesto un comparendo siendo que la misma caravana y vehículo habían atravesado tres retenes previos sin que se les hubiera impuesto contravención alguna. (Lea también: Abuso de la Fuerza Pública ha dejado 30 homicidios en medio de la movilización social en cuarentena)

Además, Erika afirmó que una de las causas por las que la Marcha por la Dignidad fue convocada, era precisamente porque en los territorios sufren el hostigamientos de la Fuerza Pública y denunció particularmente los «abusos y arbitrariedades» que, según ella, llevan a cabo las Fuerza de Tarea Marte y Fuerza de Tarea Aquiles del Ejército Nacional en el sur de Bolívar y en el Bajo Cauca antioqueño respectivamente.

Parte de lo que venimos denunciando es la reconsolidación del paramilitarismo en nuestras zonas rurales gracias al apoyo que tienen del Ejercito Nacional y de la Policía»

Erika Priero, integrante de la Ruta Comunera de la Marcha por la Dignidad
Otra Mirada: 210 años después… ¿Qué es la independencia?

Síguenos en Facebook:

Reciba toda la información de Contagio Radio en su correo o escúchela de lunes a viernes de 8 a 10 de la mañana en Otra Mirada por Contagio Radio.