Paramilitares usan redes sociales para desprestigiar líderes del Putumayo

Paramilitares usan redes sociales para desprestigiar líderes del Putumayo

La Red de Derechos Humanos del Putumayo, Piamonte Cauca y Cofania Jardines de Sucumbio Nariño denuncia en un comunicado las campañas que se han venido presentando en contra de defensoras y defensores de DDHH. 

Por medio de redes sociales se difundió un nuevo panfleto hecho por los autodenominados Ejército Bolivariano, los cuales hacen acusaciones en contra de Yuri Quintero, Wilmar Madroñero y hacia la misma Red de DDHH.

(También le puede interesar: Es urgente salvar ADISPA en el Putumayo: Amnistía Internacional)

No hay hay garantías para los derechos de las comunidades campesinas, afro e indígenas

La intención del panfleto, según el comunicado de la Red, pretende deslegitimar la labor de los coordinadores y el proceso que lleva a cabo esta organización, la cual ha hecho denuncias por la situación delicada que se presenta en las comunidades de la inspección de Yurilla y el corregimiento de Mecaya en Puerto Leguizamo. 

La situación de estas comunidades está siendo vulnerada por el conflicto que se presenta entre los grupos armados llamados Carolina Ramírez y Comandos de la Frontera, quienes se enfrentan por el control territorial desde hace más de dos años. 

La Red también aclara que a esta situación se le suma la nula intervención de una acción estatal que garantice los derechos de las comunidades indígenas, campesinas y afros de estos territorios. 

A partir del comunicado, se reitera la crisis humanitaria que vive la región debido al patrullaje, reclutamiento y desplazamiento forzado, intimidación y amenazas que hay en el territorio y que son ejecutados por los grupos armados Carolina Ramírez y Comandos de la Frontera. 

(También le puede interesar: Disputa territorial siembra zozobra en las comunidades del Bajo Putumayo)

La Red de DDHH del Putumayo reitera las exigencias para salvaguardar la vida de la población

Por las situaciones que está viviendo la comunidad y las defensoras y defensores de derechos humanos, la Red vuelve a exigir una vez más al Gobierno colombiano y a los entes encargados que haya respuestas claras y contundentes en contra de las organizaciones armadas ilegales. 

También se pide que se esclarezca quiénes son los que están detrás de las campañas de desprestigio a las cuales están sometidos integrantes de la organización de derechos humanos y que se garantice la labor de las personas que trabajan dentro de la institución. 

En ese mismo sentido, se pide que se garantice salvaguardar la vida de las personas que se mencionan en estos panfletos (Wilmar Mardoñero y Yuri Quintero) y de todas y todos los miembros de la organización defensora de DDHH.  

El control territorial en el Putumayo

Como se menciona en el comunicado, la situación del Putumayo se ve afectada por las disputas de control territorial de los grupos armados Comandos de la Frontera (CDF) y el Frente Carolina Ramirez de las FARC, a lo que la comunidad ha denunciado varias veces que la CDF realiza reclutamientos a jovenes, amenazas y asesinatos a líderes sociales del territorio. 

El 22 de febrero se subió un vídeo a redes en el que se ve a integrantes del grupo paramilitar Comandos de la Frontera realizando rondas de control en la población de Siberia, municipio de Orito, Putumayo. 

Por otro lado, también se presencia denuncias de diferentes organizaciones defensoras de DDHH que expresan que el grupo armado CDF tiene planeado extinguir la Zona de Reserva Campesina Perla Amazónica. 

El Estado Colombiano sigue sin responder a las denuncias de la población 

La comunidad del Putumayo denuncia que el grupo armado CDF ejerce operaciones militares con tolerancia de las Fuerzas Militares de Colombia. 

Gracias a esta negligencia de las FFMM, el grupo armado los Comandos de la Frontera han cometido cerca de 50 asesinatos que incluyen a los líderes sociales Marco Rivadeneira, Yordan Tobar y Édison León Pérez, como se expresa en la denuncia hecha el 10 de febrero por la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz. 

A pesar de las diferentes denuncias que se presentaron en todo el mes de febrero y de la petición de una acción urgente que pide al Gobierno colombiano actúe en defensa de las comunidades por parte de Amnistía Internacional en febrero, la crisis en el Putumayo y las amenazas a defensoras y defensores de DDHH sigue en auge, como lo denuncia  la Red de Derechos Humanos del Putumayo, con una grave participación de actores armados en el territorio. 

(También le puede interesar: Pese a amenazas contra la lideresa Jani Silva, UNP retira una de sus medidas de protección)