Asesinato de Santiago Ochoa, aumenta la preocupación por los desaparecidos

Asesinato de Santiago Ochoa, aumenta la preocupación por los desaparecidos

En la noche del domingo 20 de junio, pobladores del corregimiento de Aguaclara habrían encontrado en el antejardín de una casa la cabeza del joven de 23 años, Santiago Ochoa, dentro de una bolsa de plástico negra. Lo cual indica que fue desmembrado para facilitar su desaparición.

El paradero de Ochoa se desconocía desde el sábado 19 junio, cuando había salido a montar en su bicicleta y no se volvió a saber nada de él hasta la noche del domingo 20 de junio. Sus allegados habían denunciado su desaparición.  

Santiago Ochoa habría sido detenido en medio de las manifestaciones y fue reportado como desaparecido

Según los primeros testimonios de la población, dos hombres en motocicleta habrían sido los que tiraron la bolsa negra en el antejardín de la casa donde estarían los restos del joven.

Esta situación pone en máxima alerta a las organizaciones de DDHH y a familiares de las personas que han sido reportadas como desaparecidas, cifra que asciende a 129 personas de las cuales se desconoce su paradero.

Aunque aún no se tiene información certera de los responsables de este fatal hecho, varias personas acusan a integrantes del ESMAD, quienes presuntamente habrían capturado a Santiago Ochoa en el transcurso del día en el que él había salido de su casa con su bicicleta. 

También le puede interesar: 4 personas asesinadas en nueva masacre en Tuluá, Valle del Cauca

Ya se han registrado amenazas a las personas que han participado en las manifestaciones en Tuluá

En las manifestaciones se han registrado más de cinco víctimas mortales en el municipio de Tuluá, presuntamente cometidos por miembros del ESMAD y también se ha hecho evidente la participación de personas de civil capturando a integrantes de los grupos que participan en el Paro Nacional.

Las cifras de INDEPAZ han registrado que 46 asesinatos son presuntamente cometidos por miembros de la Policía y ya son 1.445 personas detenidas arbitrariamente por esta misma fuerza policial. 

También, en poblaciones del Valle del Cauca y otras partes del país, se han difundido panfletos que han circulado, amenazando a los manifestantes y a las personas que los han ayudado.

Así mismo, en Tuluá se tiene registro de grupos armados y panfletos de las Águilas Negras, AGC y grupos residuales de las FARC. 

También le puede interesar: Detenido y agredido nuevamente por un Gobierno autoritario: Juan Grabois