U de Pamplona otra víctima de la desfinanciación de la educación Pública

Foto: Mapio.net
2 Mar 2017

Estudiantes de la Universidad de Pamplona se declararon en asamblea permanente, debido a la falta de garantías para estudiar. La comunidad denuncia que hay problemas con los horarios de clases, falta de planta docente, malas condiciones y falta de insumos en los laboratorios y un incremento en las matrículas de la universidad.

Para Carlos Solarte, representante ante el Consejo Superior de la Universidad de Pamplona, es “indignante” que ya haya trascurrido dos semanas de clase y aún existan materias en diferentes facultades que no tengan un docente, retrasando el horario de clases. A su vez, expone que este es un fenómeno que se ha hecho reiterativo en la universidad y que evidencia una falta de control sobre los profesores.

Los estudiantes explican que la gran mayoría de personas que ingresan a esta universidad son de estratos bajos, razón por la cual trabajan o estudian y seleccionan de esa manera su horario. Sin embargo, denuncian que la disposición de las clases se está dando de forma desorganizada, provocando que estudiantes que se han inscrito en solo jornadas diurnas vean clase en las noches, o que a veces tengan bloques de 8 horas continúas de clase. Le puede interesar. "Reforma estudiantil se pasaría vía Fast Track"

Otra de las problemáticas que llevo a los estudiantes a suspender la actividad de clases, es la falta de elementos e insumos en los laboratorios, que ha generado que muchos de ellos deban comprarlos para realizar sus prácticas de investigación en clase. Insumos que deben ser proporcionados por la universidad y que de acuerdo con Sergio Solarte “en medio de esta realidad se hace muy complicado que el estudiante pueda además de la matrícula comprar los insumos”

Referente a las matrículas y los descuentos, Solarte explica que desde hace algunos años han logrado generar un descuento para los estudiantes de $100.000 pesos, que si bien es cierto no es mucho, ayuda a sopesar el costo semestral de la matrícula, al mismo tiempo los estudiantes lograron que no se aumente el costo de la misma; ambos acuerdos finalizan este año.

“Nuestra preocupación es que la tabla de matrículas es muy alta, así como hay carreras de $700.000 mil pesos hay otras que llegan a costar hasta tres millones, por ende exigimos que se mantengan los costos, siendo universidad pública, para bajar los precios”. Le puede interesar: "Ser pilo paga ha gastado más de 350 mil millones del presupuesto de universidades públicas"

Debido a estas situaciones, los estudiantes desde ayer se declararon en paro, el 2 y 3 de marzo tendrán mesas de trabajo que expongan los pliegos de exigencias para cada uno de estos puntos y finalmente dialogar con las decanaturas y rectoría de la Universidad, posteriormente esperan que las directivas se comprometan a mejorar estas problemáticas y de esta manera retomar la normalidad académica.

Reciba toda la información de Contagio Radio en su correo o escúchela de lunes a viernes de 8 a 10 de la mañana en Otra Mirada por Contagio Radio.
Compartir:

Los comentarios están cerrados.