Universidad de Antioquia continúa en paro indefinido

Foto: ACEU Medellín

Rodrigo Vergara, U. Antioquia
14 Oct 2015

Tras la negativa de las directivas de derogar el Acuerdo 48 del Concejo Académico por medio del cual se modifica el reglamento estudiantil y ante la inasistencia del rector Mauricio Alviar a las asambleas multiestamentarias y los encuentros adelantados en el marco de la coyuntura, cerca de 8000 estudiantes de la Universidad de Antioquia continúan en el paro indefinido desde el 8 de octubre.

Rodrigo Vergara, estudiante de la Universidad, asegura que la modificación del reglamento estudiantil promovida desde hace 5 meses por las directivas en cabeza del rector, deteriora la calidad educativa de la institución, pues propone cerrar el bachillerato nocturno y establece la presentación de una prueba específica como parte del examen de admisión.

El rector argumenta la presentación de esta prueba, porque “asegurará la permanencia de 24 estudiantes por cada 6000 que ingresen”, sin embargo para Vergara “la deserción no tiene nada que ver con el examen de admisión”. Las condiciones económicas o las características del pensum son razones que nada tienen que ver con el examen de ingreso.  

Vergara asegura que ha sido constante la inasistencia del rector a las asambleas multiestamentarias y a los encuentros con candidatos a la gobernación de Antioquia, programados para discutir sobre la situación por la que atraviesa la universidad, “A la asamblea multiestamentaria en la que se tomó la decisión de entrar en paro, el rector no asistió  porque se encontraba de viaje en el exterior”.

Las “medidas antidemocráticas” que el rector está asumiendo preocupan tanto a los que actualmente estudian en la Universidad como a quienes proyectan ingresar, agrega Vergara. Además de que son pocos los cupos ofertados por los programas académicos, en cada semestre se presentan cerca de 1000 personas que deben pagar altos costos por el examen de admisión, razón por la que “Nosotros proponemos que sean gratuitos”.

Es preocupante la actual crisis de financiación del sistema de educación superior pública en Colombia, con programas como “Ser pilo paga”, por cada estudiante que ingresa a la Universidad de los Andes el Estado asigna al semestre cerca de $2 millones, mientras que a las universidades públicas les gira un rubro de $236 mil. Por lo que “toda la estructura educativa del país debe ser reconfigurada”, indica Vergara.

“Exigimos que la rectoría se haga presente en las asambleas y debates” y “Esperamos que más sedes” se unan al paro, pues “Hay profesores y estudiantes que no han suspendido las clases”, lo que afecta la movilización estudiantil, concluye Vergara.  

Compartir:

Los comentarios están cerrados.