Triunfos comprados

Foto: KienyKe

Por: Javier Ruiz - @contragodarria

13 Dic 2016

Es una gran vergüenza que cierto sector del país que se opone a la paz, encabezado por el partido de extrema derecha Centro Democrático, insinúa y diga que el Nobel de Paz otorgado al presidente Juan Manuel Santos fue comprado por este para complacer los “intereses particulares petroleros” de Noruega. Fue tal la vergüenza mundial que la primera ministra de Noruega Erna Solberg le toco desmentir tremendo exabrupto y poner al país en una situación de vergüenza mundial propiciada por una periodista del canal RCN, canal de televisión que en estos últimos tiempos se ha convertido en una especie de aparato de propaganda de la ultraderecha atacando los esfuerzos de lograr la paz en el país .   

Aparte de esto, otros “medios de comunicación” han hecho eco de la noticia falsa sobre la “compra” del Nobel de Paz. Acá cabe decir que la noticia ha sido difundida por un panfleto de ultraderecha llamado Los Irreverentes cuyo creador es Ernesto Yamhure quien ha sido acusado de ser colaborador del paramilitarismo y se encuentra prófugo de la justicia “asilado” en Miami. Ese sector guerrerista insinúa que el Nobel de Paz fue comprado y así que me queda por hacer una pregunta al respecto ¿Uribe y los suyos no han comprado triunfos?. Hagamos un ejercicio de memoria:

En el año 2009 el entonces presidente de los EE.UU. George W. Bush le entregó a Uribe la Medalla de la Libertad por “defender la libertad y la democracia en Colombia combatiendo el narcotráfico y el terrorismo, además de ser un aliado de los EE.UU”. Se dice que está es la mayor condecoración que entrega los EE.UU. pero no fue ganada en franca lid, o sea, no fue por defender la democracia o la libertad sino por su absoluta subordinación a los intereses de los EE.UU. en su mal llamada “guerra contra el terrorismo” poniendo en juego, en su momento, la soberanía de Colombia para que el ejercito de los EE.UU. pusieran varias bases militares y por el infame apoyo de Uribe a la invasión de Irak donde se cometieron abusos contra los DD.HH, genocidios y demás atrocidades. Una medalla comprada a punta de vergüenza, subordinación y sangre.

En el año 2013 el canal de TV seudocientífico “History Channel” realizó un concurso de votación vía web donde la gente podía elegir a “El Gran Colombiano”. La lógica del concurso era que entre un conjunto de candidatos, personajes que han tenido una importancia en la historia del país, votar por uno de ellos y el que tuviera el mayor numero de votos sería proclamado como “El Gran Colombiano”. El ganador del concurso sería Álvaro Uribe Vélez, triunfo celebrado por sus simpatizantes pero quedó entredicho al descubrirse contratos entre el gobierno de Uribe y este canal de TV. Cosa afín podemos decir del canal de TV español “Intereconomía” que le dio el premio de “el mejor gobernante de la década en Iberoamérica”. Un canal de TV franquista y que ha estado envuelto en varios escándalos por mentir y desinformar.

Pero el que se podría considerar el mayor triunfo comprado de Uribe fue la reforma a la Constitución que permitió su reelección presidencial para el periodo 2006-2010 y gobernar por otros cuatro años más. Un triunfo comprado porque se ha demostrado que Uribe y sus secuaces armaron un entramado de corrupción para beneficiar con entrega de notarias y otros cargos burocráticos a los congresistas que con su voto apoyaron la reforma a la reelección y la misma reelección que conseguiría Uribe. Quien destaparía la olla podrida sería la entonces congresista Yidis Medina que con sus confesiones desataría el escandalo de la “Yidispolítica” donde ya hay condenados y otros están siendo investigados. El artífice de esto, el señor Álvaro Uribe, sigue impune de esto.

La evidencia de que Uribe ha comprado triunfos es muy certera. Eso de querer desinformar y generar un mal ambiente achacando sus males a otros ya no les va a funcionar mucho. Suficiente tuvimos con el plebiscito, un triunfo comprado por la ultraderecha a punta de mentiras para seguir en guerra.


Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de la Contagio Radio.
Compartir:

Los comentarios están cerrados.