Tinguas tuvieron que cambiar humedales por charcos

Foto:  You tube
30 Ene 2016.

En días recientes las Tinguas, una de las 166 especies de aves que subsisten en los humedales de la Sabana de Bogotá, se les ha visto paseándose por las calles, jardines y parques de la capital buscando agua.

La Tingua bogotana es una de las aves endémicas del altiplano Cundiboyacence; de allí radica su gran importancia. Es un ave que vive asociada al agua, con un largo pico rojo y grandes patas del mismo color. Por encima, su plumaje es café con manchas oscuras, por debajo es gris y en cada ala tiene una gran mancha café rojiza.

Según expertos, que las Tinguas se estén viendo obligadas a beber agua de los huecos del pavimento puede responder a dos fenómenos: el primero, relacionado con el calentamiento global que ha recrudecido la temporada de sequía en nuestro país. El segundo, referente a la degradación ambiental y disminución de los Humedales, debido a la contaminación o relleno de los mismos para actividades agrícolas, mineras y de construcción.

Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y BirdLife International, la Tingua bogotana entra en la clasificación de especies amenazadas de extinción. Aunado a esto, es preocupante la falta de interés y compromiso con la protección y conservación de los humedales de la ciudad por parte del actual alcalde, Enrique Peñaloza, quién ha expresado la creación de un circuito público ecológico y la construcción de la avenida ALO que afecta los humedales Capellanía, Juan Amarillo y La Conejera.

Reciba toda la información de Contagio Radio en su correo o escúchela de lunes a viernes de 8 a 10 de la mañana en Otra Mirada por Contagio Radio
Compartir:

Los comentarios están cerrados.

Streaming

Watch live streaming video from contagioradioytv at livestream.com
×