“Tenemos un Estado fracasado, habla de paz y permite violencia contra mujeres y niñas”

Foto: Archivo
24 Abr. 2017

Colombia vivió un fin de semana trágico en materia de violencia contra las mujeres y los niños y las niñas. El primer caso fue en el departamento del Meta, donde una bebé de 4 meses fue abusada sexualmente por un soldado y en Tolima, donde una niña de 3 años fue abusada torturada. Según cifras oficiales en lo que va corrido del 2017, se han recibido 2500 denuncias de violaciones contra menores.

Para Sandra Mazo, directora de Católicas por el Derecho a Decidir, no se pueden continuar normalizando las violencias hacia las niñas, niños y mujeres y añadió que lo que sucede en Colombia es muestra de “un Estado fracasado, mientras habla de paz, la violencia estructural contra las mujeres y las niñas continua”. Le puede interesar: “El Estado es responsable del feminicidio de Claudia”

Según Mazo las instituciones se están convirtiendo en una ONG, que solo les interesa documentar casos y mostrar las cifras, pero hay que ir más allá “nos angustia que sean más de 2.500 denuncias de violaciones en 2017, más la violencia de género. Sabemos que hay un subregistro en esas cifras. Es indignante que este Estado no haga nada por juzgar y prevenir este tipo de violencias”.

Dice Mazo que lo que se requiere es un Estado que prevenga, que tome las medidas necesarias para acabar con este tipo de violencias “es absurda la manera como los responsables de las instituciones estatales deciden y asumen estos casos. ¿Dónde está el Estado, donde están las instituciones que con los recursos de nuestros impuestos no se están viendo en medidas de prevención y protección de las personas más indefensas de la sociedad, como los niños”?

En el caso de la menor de 4 meses, el hecho fue cometido por un soldado del Ejército que estaba de permiso y sería el hermanastro de la mamá de la bebé, razón por la que Mazo cuestiona a dicha institución y el tipo de accionar. Le puede interesar: Integrantes de las FFMM habrían intentado abusar sexualmente de 2 niñas en el Mango Cauca

“¿Qué tipo de soldados se están formando? Es deprimente, ¿no se supone que el Ejército debe mantener el orden, tienen una misión y una visión de protección a los derechos? Esto no puede quedar impune. La responsabilidad del Ejército tiene que verse. Esto es denigrante, que un soldado abuse de una bebé de 4 meses” manifestó Mazo.

En Colombia algo anda muy mal.

En cuanto la garantía de los derechos de las mujeres y de la niñez, Mazo dijo que hay algo que anda muy mal, y que este tipo de violencias no pueden seguir siendo secundarias, en medio de un conflicto armado de tantos años “no se ha querido ver estas violencias que son estructurales y que demandan medidas reales del Estado” aseveró Mazo. Le puede interesar: Nos siguen matando aunque ya no sea noticia

Metamorfosis de las violencias.

“La historia nos ha mostrado que la violencia se recrudece cada día más y hay una metamorfosis indudable en la manera de expresarse las violencias” relata Mazo, quien además dice que estos asuntos no son nuevos en el diario acontecer del país “violencias estructurales hemos vivido de mil maneras de manera histórica, solo que en la actualidad se están visibilizando más”. Le puede interesar: Comisarías, jueces y fiscales desestiman denuncias de mujeres

Embarazos en adolescentes en la capital.

Según cifras oficiales de la Secretaría de Salud, cada 36 horas tan solo en Bogotá, una niña fue mamá, alcanzando en 2016 más de 233 partos, además entre 2010 y 2017 cerca de 2892 niñas quedaron en embarazo, para Mazo estas cifras son preocupantes.

“La maternidad tiene que ser una opción, no puede ser una obligación y aquí indudablemente muchas de estas maternidades son producto de violencia, entonces se necesita una atención sexual integral” agregó Mazo.

Finalmente, dijo que es importante saber que el acceso a salud sexual y reproductiva que “no basta con decirle a las chicas y a los chicos usen condón o usen métodos anticonceptivos, porque el asunto también es de acceso que tienen que decidir si compran agua de panela con pan o el anticonceptivo”.

Razones por las que Mazo sugirió que las medidas que se tomen estén encaminadas al acceso público y gratuito a la información y los métodos anticonceptivos. Le puede interesar: Los retos del 2017 para enfrentar la violencia contra las mujeres en Colombia

Reciba toda la información de Contagio Radio en su correo o escúchela de lunes a viernes de 8 a 10 de la mañana en Otra Mirada por Contagio Radio
Compartir:

Los comentarios están cerrados.