Paramilitares controlan hasta el transporte de las FARC a Zona Veredal

Foto: Archivo Particular
 2 Feb. 2017

Control perimetral y del transporte, cobro de dinero en el puerto, chantajes a los trabajadores de la Zona Veredal Brisas y el silencio de los militares y la Policía, son tan solo algunas de las dificultades que han enfrentado los integrantes del frente 57 de las FARC al arribar a Brisas del Atrato en Chocó.

Pablo Atrato, comandante del frente 57 de las FARC hizo una grave denuncia en cuanto al transporte que los está movilizando “la información que tenemos es que los transportes que nos trajeron de Bojayá hasta acá (Brisas) la mayoría de los conductores y las personas que contrataron tienen tratamiento directo con los paramilitares”. Le puede interesar: Zonas Veredales bajo la sombra paramilitar

Agrega el comandante, que muchos de estos paramilitares son reconocidos por personas en la zona lo que ha generado bastantes dificultades para los guerrilleros “hemos conocido que los constructores que deben venir a las Zonas Veredales han venido negociando con los paramilitares para que les facilite hacer el trabajo, porque los están chantajeando”. Le puede interesar: FARC denuncia incumplimientos del gobierno en reincorporación de menores de edad

En la actualidad los integrantes del Mecanismo Tripartito de Monitoreo y Verificación ya están al tanto de esta denuncia, a quienes también se les ha manifestado que en Brisas existe una cooperativa de mototaxistas que tienen relación con paramilitares “los cuales llegaron ayer en masa a vernos, a reconocernos y la gente está preocupada porque se tiene esa situación” afirmó Atrato.

Aunque este frente ya ha exigido al gobierno nacional respuestas a la grave situación que se afronta por la presencia de paramilitares en la zona, Atrato asevera que esperan las soluciones sean prontas pues “confianza en los militares o en la Policía no tenemos porque ellos conviven juntos, trabajan juntos y no pasa nada, creemos que debe cumplirse el acuerdo que se ha establecido”.

Según Atrato, tuvieron un sin número de tropiezos en el tema de transportes y a su arribo a Brisas del Atrato "tuvimos que dormir en la playa porque no estaban las condiciones dadas para llegar hasta la Zona Veredal dispuesta para los hombres y mujeres de este frente".

Para el comandante de las FARC, la guerrilla está siendo expuesta a un alto grado de improvisación en este proceso “aunque nos entregaron la comida, no tenemos agua, tampoco áreas comunes” y agrega "nos ha tocado estar como hemos estado hace 52 años, haciendo nuestros cambuches para dormir. Y en eso estamos todavía. (…) De esta manera estamos aportando a la construcción de la Zona donde vamos permanecer los guerrilleros durante todo este proceso". Contenido relacionado: Protocolo de reincorporación para menores de las FARC fue improvisado

Concluye diciendo que las FARC pese a todos los tropiezos a los que se han visto enfrentados se mantendrán para cumplir lo acordado en La Habana “pero no dejamos de tener esos temores y las desconfianzas frente a todo el fenómeno del paramilitarismo en la zona. Pero sobre todo preocupa que no vemos la voluntad política del establecimiento por solucionar esta situación”.

Reciba toda la información de Contagio Radio en su correo o escúchela de lunes a viernes de 8 a 10 de la mañana en Otra Mirada por Contagio Radio.
Compartir:

Los comentarios están cerrados.