“Ofrezco sinceramente perdón a todas las víctimas del conflicto”: Rodrigo Londoño

Foto: Delegación de Paz FARC-EP 
27 Sept 2016

"En nombre de las FARC-EP, ofrezco sinceramente perdón a todas las víctimas del conflicto, por todo el dolor que hayamos podido ocasionar en esta guerra", fue tal vez la frase más emotiva que los 2500 asistentes a la firma del acuerdo de paz, pudieron oír de parte de Rodrigo Londoño Echeverry, quien durante media hora se dirigió a un auditorio que con alegría y esperanza asistía al cierre de un capítulo trágico de la historia nacional.

El máximo comandante de las FARC-EP dirigió sus palabras a la sociedad colombiana, el "pueblo bondadoso que siempre soñó con este día (...) que nunca abandonó la esperanza de poder construir la patria del futuro, donde las nuevas generaciones (...) puedan vivir en paz, democracia y dignidad". A quienes habitan los cinturones de miseria de la ciudad de Cartagena, Londoño extendió su mano y abrazo desde el corazón, y les aseguró que ellos junto al pueblo colombiano "serán artífices de la siembra de la paz que apenas empieza".

Durante su intervención hizo un reconocimiento a los fundadores de las FARC-EP, Manuel Marulanda Vélez y Jacobo Arenas, e hizo mención de la perseverancia que caracterizó al comandante Alfonso Cano, para luego reafirmar que en la reciente Conferencia Nacional Guerrillera todo el movimiento aprobó los acuerdos de La Habana y la conformación de un nuevo partido político como "paso definitivo de la forma de lucha clandestina y alzamiento armado, a la forma de lucha abierta, legal, hacia la expansión de la democracia".

"Que nadie dude que vamos hacia la política sin armas. Preparémonos todos para desarmar las mentes y los corazones", aseguró el máximo comandante en su discurso, ante los ojos de los miles de colombianos que lo veían en distintas plazas del país, a quienes les insistió en que debían jugar un papel de garantes, teniendo en cuenta que la clave de los acuerdos es justamente la implementación, en la que se debe garantizar que lo que quedó escrito se materialice y cobre vida en la realidad. "Nosotros vamos a cumplir, y esperamos que el gobierno cumpla", agregó.

Londoño insistió en la satisfacción del equipo negociador al saber que el proceso de paz en Colombia "es ya un referente para la solución de conflictos en el mundo" y llamó la atención de los gobiernos israelí y palestino para que encuentren una solución política al conflicto que se vive día a día en los territorios ocupados, en este sentido, se refirió a Siria y a su anhelo de que "se silencien las bombas y el horror de una guerra que victimiza a un pueblo, que lo destierra y lo obliga a lanzarse al mar en barcazas inseguras para buscar refugio en países que también los rechazan, y los reprimen".

A quienes también hizo referencia el máximo comandante fue a los niños y las niñas que mueren de hambre, desnutrición o enfermedades incurables en territorios como La Guajira, dónde las comunidades también esperan que la implementación de los acuerdos de paz incluya la disminución del presupuesto público destinado a la guerra para que haya aumento en la inversión social, en regiones que reclaman mayor atención estatal como el Chocó.

Con este acuerdo pactado se aspira a poner punto final a la larga historia de luchas y enfrentamientos continuos que han desangrado a Colombia, afirmó Londoño, quien agrego que "sólo un pueblo que ha vivido entre el espanto y los padecimientos de una y otra guerra, durante tantas décadas, podía tejer pacientemente los sueños de paz y justicia social, sin perder nunca la esperanza de verlas coronadas por sendas distintas a la confrontación armada, mediante la reconciliación y el perdón".

En su discurso el máximo comandante de las FARC-EP insistió en que parte fundamental de la consolidación de la paz depende de que cesen "la persecución, la represión, la muerte y el accionar paramilitar, que aún persisten, así como múltiples causas del conflicto", porque "los pueblos, víctimas iniciales y finales de todas las violencias, son a la vez los primeros en soñar y desear la paz y la convivencia arrebatadas".

Reciba toda la información de Contagio Radio en su correo o escúchela de lunes a viernes de 8 a 10 de la mañana en Otra Mirada por Contagio Radio 
Compartir:

Los comentarios están cerrados.