“No se justifica una constituyente para la justicia en este instante”

Foto: Archivo

Rodolfo Arango, ex magistrado auxiliar de la Corte Constitucional, filósofo y experto en Derecho Constitucional conversó con Contagioradio.com sobre la posible demanda al PND por parte de la bancada del Polo Democrático Alternativo y la propuesta de un sector de las altas cortes para hacer una Asamblea Constituyente dirigida a la reforma a la justicia.

Contagioradio.com: ¿Es viable la demanda contra el Plan Nacional de Desarrollo?

Rodolfo Arango: Según el Sistema Jurídico Colombiano, toda ley, en este caso pues el PND es una ley, puede ser demandada ante la Corte Constitucional. Nuestro sistema constitucional es muy generoso para con el ciudadano; le da unos poderes muy grandes para que se contraste una ley aprobada por mayorías con el texto constitucional para determinar si de vulneraron, por un lado, los procedimientos para aprobar esas leyes, acuérdese que hay unos requisitos que protegen, entre otras, a las minorías en el trámite legislativo; y por otro lado, los contenidos, que pues muchas veces los contenidos de la constitución no son lo  suficientemente contemplados o son contradichos por lo decidido por el legislador. Entonces en ese sentido, es común, y de hecho ya se han caído en el pasado, partes de planes nacionales de desarrollo en la Corte Constitucional ante demandas, pienso, en el caso del senador Robledo, que demandó la inclusión, en el antiguo Plan Nacional de Desarrollo del tema de tierras para efectos de burlar finalmente una ley, rompiendo la unidad del articulado, entonces, en ese sentido, claramente es posible que se caigan artículos de ese plan.

C: Pero el Polo ha dicho, según hemos entendido, que lo va a demandar todo, absolutamente todo.

RA: Claro, puede haber un vicio dentro del tramite que vicie la totalidad del proceso. Eso también es posible, claro.

C: Y ¿qué expectativas tendría esa demanda de –fructificar- en la Corte Constitucional?

R.A: Es muy difícil apreciarlo, porque depende de la calidad de los argumentos y de lo que pasó en el tramite. En este momento no hay información, es muy confuso las percepciones. Recuérdese que al aprobar estos planes tan importantes que van a incidir 4 años en la vida del país, hay mucha tensión, hay muchas jugadas que algunos consideran que son tramposas, el tema de la conciliación siempre es conflictivo. Recordémonos que el mismo presidente de la república objetó en algún momento una reforma constitucional de ocho  vueltas, aduciendo que los conciliadores burlaron lo que era su función. Incluso se tramitó una perdida de investidura en el Consejo de Estado.  Entonces, en el caso del PND pasa lo mismo, hay mucho nerviosismo porque son temas muy trascendentales que marcan hacia dónde va la política y la inversión económica del país en los próximos 4 años. Entonces cuando se asiente un poco esa confusión, esa polvareda, se sabrá realmente si se atropelló o no a la mayoría, a la minoría, por lo tanto.

C: Hay otro tema que tiene que ver con la Constitución también, y es que una Comisión Interinstitucional de la cúpula, dicen, de la rama judicial, está proponiendo una Asamblea Nacional Constituyente. Entre ellos se cuentan, por ejemplo, al Fiscal General de la Nación. ¿Usted ya conoce esa propuesta, doctor Arango?.

R.A: Solo hablo por la información de prensa. Y lo que considero es que es una salida en falso de las cortes y del fiscal. Yo creo que no se justifica una constituyente para la justicia en este instante, y sobre todo parecería ser que es una reacción ante un desacuerdo con  la manera como se quiere cambiar la comisión de aforados, porque consideran que carece de garantías para los magistrados, y me parece que realmente juntar ese tema que parecería de privilegios de unos funcionarios, altos funcionarios, con un tema tan trascendental que es una Asamblea Constituyente, en mitad de un proceso de paz donde las FARC también han expresado su interés, juntar ambas cosas en este momento me parece muy desafortunado por parte de las altas cortes. Creo que es una salida en falso y que no va a tener mucha trascendencia en el país.

C: Hay quienes dicen que las cortes y el fiscal tienen mucho poder al interior del congreso, ¿Usted cree que ese poder va a poder influenciar allí en esta decisión el tramite de esta propuesta?

R.A: Sin duda, es un hecho político importante. Es importante conocer cuáles son los planteamientos de los posibles afectados por la reforma, eso es democrático. Los destinatarios de las normas también deben tener oportunidad de participar en su discusión y en su aprobación, pues ya la aprobación le corresponde al congreso, pero en este caso parecería que los directamente destinatarios de las normas, que son los magistrados, pensando en el Tribunal de Aforados, pues se sienten maltratados. No han sido suficientemente escuchados, y aquí ya hay una argumentación más de fondo en sus exposiciones solicitando la Consituyente; de pronto la conclusión de que sea una Constituyente la salida es la que es errónea, pero no el diagnostico de los problemas que tiene una Comisión de Aforados.  Yo he sido un enemigo de esa Comisión desde un principio, un enemigo en sentido teórico, porque creo que en Colombia hay que desmontar los privilegios. Esto de que se acuse de una forma injustificada a un magistrado para sacarlo de un proceso, y que se abuse de esas denuncias, es algo que hay que contemplar, pero hay que diseñar un sistema serio, objetivo, para evaluar el fundamento de esas denuncias, y si se considera que sí es un evento, podría haber un tramite muy rápido interno de las cortes para simplemente suspender temporalmente del cargo al magistrado, y este adquiriría el estatus de ciudadano; debería ser juzgado común y corriente, como cualquier parroquiano, y de esa manera desmontar los privilegios de una sociedad estamentaria como la colombiana, muy poco práctica.

C: ¿usted cree que una Constituyente de un pedacito va a servir?, ¿o eso termina al final entremezclándose y revolviendo una cosa con otra que termina cambiando, prácticamente, las bases de la Constituyente actual?

R.A: Fíjese que en el mundo la experiencia de esas constituyentes limitadas, se hace la distinción entre Asamblea Nacional Constitucional, para decir que es limitada, versus una Constituyente, que sería con poderes ilimitados, lo que muestra claramente en la práctica, en la realidad histórica, es que casi siempre, así se convoque como Constitucional, como limitada, el primer acto de esas constituyentes es declararse soberanas y volverse Constituyentes. Y tiene un sentido, y en este caso, por ejemplo, de justicia, más, porque cuando usted se mete con un tema tan importante para el diseño de un Estado, como es una de las ramas del poder publico, la judicial, los equilibrios enteros de las ramas se trastocan, cambian, y usted tiene entonces que meterse con todas las demás ramas. Entonces cuando usted ya se mete con toda la estructura y el diseño del Estado, pues abrió la Constituyente y era inevitable. Entonces eso pasaría también en este caso.

C: Entonces seguimos pendientes de este sancocho de la política nacional en el que se está convirtiendo por estos días.

R.A: No, al contrario, me encanta que haya estos debates, porque se muestra que la nuestra es una democracia viva, en donde muchos toman parte, y si hay una sensación de desorden, pues es natural. La democracia siempre tiene esa sensación de que hay consternación y caos, pero hay que tomarlo en el mejor sentido, creo yo.

Compartir:

Los comentarios están cerrados.