Las víctimas no olvidan los horrores de la operación Orion

Foto: Jesús Abad Colorado
18 Oct 2016

El 16 de octubre se cumplieron 14 años de la Operación Orión, intervención armada adelantada en la Comuna 13 de Medellín, con la excusa de recuperar por parte del Estado territorios controlados por las llamadas milicias urbanas de las FARC-EP, el ELN y los Comandos Armados del Pueblo CAP.

Contrario a ese propósito, y con el antecedente de la llamada Operación Mariscal, ejecutada el 21 de mayo del 2002 por la incursión de 900 efectivos militares que dejaría como saldo 9 civiles muertos y 37 heridos; la Operación Orión se convertia en un nuevo episodio fatal para el accionar del Estado y su articulación con las fuerzas ilegales de las AUC, particularmente del Bloque Cacique Nutibara.

Más de un millar de uniformados del ejército, la policía, el DAS y del CTI fueron desplegados por la zona, restringiendo el ingreso a los medios de comunicación, organismos humanitarios y la evacuación de la población civil. De acuerdo al informe presentado por el Centro de Investigación y Educación Popular, CINEP, barrios como El Corazón, 20 de Julio, Las Independencias, El Salado, Nuevos Conquistadores y Belencito fueron los más afectados.

La intervención, que oficialmente estaba progamada para 4 días y que terminó prolongandose durante todo el mes de noviembre e inicios de diciembre, facilitó el posicionamiento de las AUC en el territorio, afectando directamente a la población civil de manera indiscriminada, vulnerando en varias oportunidades sus Derechos Humanos.

Según el informe "Comuna 13: Una política de Agresión Estatal" del CINEP, se estima que en la operación 355 personas fueron detenidas de manera arbitraria; 170 fueron judicializadas por cargos como terrorismo, secuestro, concierto para delinquir; y acciones que sirvieron como estrategia en las labores de “reconocimiento” para la posterior ejecución de civiles por parte de integrantes paramilitares.  

En la conmemoración de los 14 años, la organización Mujeres Caminando Por La Verdad, continuan denunciando la falta de voluntad por parte del Estado en el cumplimiento de sus derechos como víctimas, el cierre absoluto de la escombrerera y la arenera (lugares en los que se encuentran los cuerpos de las víctimas) y la implementación por parte de la Fiscalía General de la Nación del Plan Integral de Búsqueda, entregado en julio de 2015.

Durante la Jornada de Memoria y Resistencia, que tuvo lugar el 14, 15 y 16 de octubre, se realizó una Audiencia Pública de Rendición de Cuentas sobre los “Avances en el reconocimiento de los derechos de las víctimas de la comuna 13”, la caravana de la memoria de las Mujeres Caminando por la Verdad, la Feria Agroecológica e intercambio de experiencias y la acción colectiva de Cuerpos Gramaticales, una denuncia de las consecuencias de la guerra a través de la palabra, la música y el arte.

Compartir:

Los comentarios están cerrados.