Francia aprueba ley que permite a fuerzas de seguridad espiar sin orden judicial

Foto:24h.cl

El parlamento francés ha aprobado hoy la polémica ley que permite a los servicios secretos espiar, rastrear, y utilizar medios tecnológicos como cajas negras de seguimiento contra sospechosos sin orden judicial.

La normativa ha sido aprobada por 438 votos a favor y 86 en contra, estos últimos de partidos de izquierda relacionados con movimientos sociales contrarios a la ley por considerarla un "liberticidio".

La gran mayoría de partidos aprueba la ley que ha sido realizada con el objetivo de poder combatir el terrorismo islámico. Por el contrario los movimientos sociales y asociaciones de carácter civil la han criticado por poner en riesgo la privacidad y el propio ejercicio de las libertades civiles.

La ley supone legalizar prácticas que los servicios de espionaje ya estaban realizando sin ningún tipo de cobertura legal. Además la ley permitirá a los servicios secretos espiar solo con la autorización del ministro de defensa y del interior, así como en casos de emergencia actuar sin autorización.

Con la propuesta del ministro del interior para la actuación de los servicios de inteligencia será necesaria sola la autorización del ministro del interior que podrá contar con la opinión de una Comisión Nacional de Control de Técnicas de Información compuesta por 4 parlamentarios, dos magistrados, dos miembros del consejo de estado y un experto en telecomunicaciones.

El anuncio coincidió con la publicación en el periódico “Le Monde” sobre un artículo que habla de que los servicios de inteligencia actualmente tienen una base de datos ilegal donde acumulan todo tipo de información privada sobre cientos de ciudadanos franceses.

La ley va enmarcada en las políticas contra el yihadismo de la UE, que justificándose en las amenazas terroristas, están poniendo en funcionamiento mecanismos legales que atentan contra la libertad de los ciudadanos y que según la ONU y numerosas organizaciones sociales de DDHH constituyen una clara violación de los DDHH.

Compartir:

Los comentarios están cerrados.