FARC pide rebajar la tensión en el país y en el Cauca en particular

Foto: latintimes.com

A través de un comunicado público, la delegación de paz de la guerrilla de las FARC en la Habana, lamentó la muerte de soldados en el departamento del Cauca y manifestaron que a ellos también les duelen las muertes de guerrilleros en medio de los combates o los bombardeos. También llamaron al gobierno nacional  “a mantener la cabeza fría y no adoptar medidas poco meditadas” que pueden afectar el proceso de conversaciones de paz.

La delegación de Paz de las FARC aclaró también que siguen comprometidos con el avance de las conversaciones de Paz y afirmaron que “desde La Habana no se dirigen operaciones militares” y agregan que es “imprescindible proceder entre ambas partes a rebajar la tensión existente en todo el país y en la región del Cauca en particular”

De la misma manera, hicieron un llamado a organizaciones internacionales como la UNASUR, el CICR y a los países garantes y acompañantes del proceso y al Frente Amplio por la Paz a realizar una visita de verificación urgente que elabore un informe para evitar que este tipo de situaciones se repitan.

A continuación el comunicado completo de la delegación de Paz de las FARC.

La Habana, Cuba, sede de los diálogos de paz, abril 15 de 2015
En las FARC EP deploramos profundamente las consecuencias de la ofensiva permanente de las tropas oficiales contra nuestras unidades en tregua unilateral.
Como resultado del asedio militar del ejército, la reacción legítima de las FARC derivó en la muerte de 10 militares y lesiones a 18, en el municipio de Buenos Aires, Cauca.
Las declaraciones públicas de altos oficiales ponen en evidencia que los hechos se produjeron en el marco del desenvolvimiento de intensos operativos contraguerrilleros que vienen incrementándose por tierra, desde la fecha misma de la declaración de la tregua.
Con insistencia hemos denunciado los ataques premeditados que la Fuerza Pública ha realizado, causando bajas en nuestras filas, colocando en situación de riesgo el proceso de desescalamiento del conflicto adelantado para amainar los impactos de la guerra en la población.
Seguimos convencidos que en el desarrollo de las conversaciones de paz es absurdo que sigamos poniendo muertos de parte y parte. Lamentamos la pérdida de vidas que causa la permanencia del conflicto llenando de luto a familias colombianas. Cada vez está más claro que urge llegar a la firma de un cese bilateral de fuegos, que nos aproxime en un mejor ambiente al acuerdo final.
Manifestamos contundentemente que, como resulta evidente, desde La Habana no se dirigen operaciones militares por parte de las FARC-EP, estando aplicados la totalidad de los miembros de nuestra Delegación de Paz a trabajar por el avance de los diálogos.  Sabemos lo doloroso que esta situación resulta para el Ejército porque también nosotros hemos sufrido la pérdida de comandantes y guerrilleros desde el 20 de diciembre pasado. Hacemos un llamamiento expreso al Gobierno en estos momentos a mantener la cabeza fría y no adoptar medidas poco meditadas que puedan poner en peligro el avance de los Diálogos y el mantenimiento del cese unilateral del fuego.
Entendemos imprescindible proceder entre ambas partes a rebajar la tensión existente en todo el país y en la región del Cauca en particular. En consecuencia, pedimos la puesta en marcha, inmediatamente, de mecanismos de verificación y distensión de la situación de confrontación militar en el área donde se han producido estos lamentables hechos.
Hacemos un llamamiento expreso al Frente Amplio por la Paz, a los países garantes y acompañante en los Diálogos –Noruega, Cuba, Venezuela, Chile- al CICR y a UNASUR, para que se envíe cuanto antes una misión a Buenos Aires, Cauca, para verificar lo ocurrido y elaborar un informe con recomendaciones que eviten la repetición de estos hechos.
DELEGACIÓN DE PAZ DE LAS FARC-EP
Compartir:

Los comentarios están cerrados.