Familia de líder guerrillero de los años 50 ofrece sus tierras a la construcción de paz

Foto: Contagio Radio
22 Mar. 2017

La familia Aljure poseedora de la Hacienda La Esmeralda en el municipio de Mapiripán departamento del Meta, ha ofrecido un porcentaje de su tierra para que integrantes de las FARC y víctimas puedan realizar proyectos productivos y de esa manera aportar a la construcción de paz en Colombia y al retorno a la vida civil de los integrantes de esa guerrilla.

“Nosotros somos nietos del legendario guerrillero liberal Dumar Aljure, quien en los años 50 se acogió a una amnistía de la cual recibió un predio llamado La Esmeralda, y nosotros como herederos de ella, tuvimos el sentir de ceder una parte de la finca para hacer proyectos productivos con las personas que están en diálogo de paz y con víctimas del conflicto armado” aseguró William Aljure, uno de los propietarios de la hacienda.

La hacienda cuenta con más de 120 mil hectáreas y aunque hasta el momento no se sabe el número de hectáreas que serán cedidas, la intención de hacerlo ya fue manifestado a varias organizaciones internacionales que se reunieron con integrantes de la familia Aljure.

“Tenemos que hablar con el gobierno nacional y con la guerrilla de las FARC para manifestarles esta intención y que nos informen de los proyectos productivos y cómo nos organizaríamos allí, porque nosotros como familia estaremos trabajando en la tierra de manera colectiva con otras personas” dijo Aljure. Le puede interesar: Palmera Poligrow consume 1'700.000 litros de agua diarios en cada plantación en Mapiripán

William cuenta que él y su familia han sido víctimas del conflicto armado “además del asesinato de mi abuelo a manos del Ejército hemos perdido a 10 familiares, los últimos que tuvimos que recoger fue a mi papá y a mi mamá, hemos vivido la guerra, también la entendemos y porque queremos ser coherentes con todo lo que nos ha pasado, por eso queremos aportar a la paz con lo que está a nuestro alcance”.

Esta estrategia, además está encaminada a poder cumplir el sueño de su abuelo que era poder repartirla a sus excombatientes y también a campesinos de aquella época que no tenían tierras “esos sueños se opacan cuando lo matan un jueves 4 de abril de 1968, que está por cumplir 49 año de haberlo asesinado el Ejército. Y nosotros al cumplir estos 49 años y en el marco de estos 50 años de guerra es dejar de hablar tanto e ir a hacerlo. Estamos dispuestos a recibir a los integrantes de las FARC y a las víctimas”. Le puede interesar: Piden a la UE frenar las violaciones a DDHH por parte de empresas palmeras

La idea de poder estar en estos territorios, es trabajar mancomunadamente para impedir que la presencia empresarial que hay en el municipio viole los DDHH de las comunidades que se encuentran en la región.

Tal como lo han documentado ambientalistas y organizaciones de DDHH, las comunidades se siguen oponiendo a la presencia de la multinacional Poligrow, que pretendería construir una zona franca en esa área y adicionalmente montaría una planta extractora, pretendiendo que la zona pase a ser de uso industrial. Situación que modificaría de esta manera el esquema de ordenamiento territorial del municipio, cuyo uso actual es turístico y forestal. Le puede interesar: Cerca de 19 empresas son las que han acaparado más tierras en Colombia

El próximo 4 de abril, las comunidades indígenas Jiw y Sikuani y campesinos de la región realizarán una caminata por la zona para revisar la situación actual de los territorios y visitar la laguna sagrada de las toninas delfín rosado del Amazonas y la Nutria gigante, amabas en peligro de extinción. Le puede interesar: Ordenan suspender operaciones de Poligrow Colombia por daños ambientales

Reciba toda la información de Contagio Radio en su correo o escúchela de lunes a viernes de 8 a 10 de la mañana en Otra Mirada por Contagio Radio.
Compartir:

Los comentarios están cerrados.