En las cárceles de Colombia existe pico y placa para poder dormir

Foto: primiciadiario.com
21 Abr. 2017

Familiares de los internos de las cárceles de Colombia están convocando a una movilización este 29 de abril para hacer un llamado al Congreso Nacional, luego de la radicación de dos iniciativas que buscan la reducción de penas a reclusos a propósito de la visita del Papa Francisco a Colombia en septiembre. Proyectos que según las familias, pretenden impedir la salida de algunos internos “evitando recibir algún beneficio como la ley de jubileo”.

Según Sandra Aguilar, una de las convocantes a la movilización esta “pretende que el Congreso nos escuche. Hoy 70% de la población carcelaria tienen penas muy altas y estamos convencidos que la cárcel no resocializa”.

Además pretenden mostrar todas las realidades inhumanas a las que se ve enfrentada a diario la población carcelaria, en donde según ella varias no cuentan con la posibilidad de acceso al agua, los cobros para acceder a alimentos son exorbitantes e incluso existe “pico y placa” para poder dormir acostados.

"Lo que vemos ahora es que tener un preso se volvió un negocio. Tienen que pagar para entrar al baño, pagar $1.200.000 si quieren una celda sola o una buena celda (…) hay pico y placa en las cárceles para dormir. Si eres número par duermes el lunes, miércoles y viernes" aseveró Sandra

Según lo denuncia Sandra en cárceles como la de Valledupar no hay camas suficientes, razón por la cual instauraron el pico y placa.

Otra de las situaciones actuales, es el tema de la alimentación en las cárceles, por la cual, están cobrando y los precios son irrisorios “normalmente les colocan 2 o 3 cucharadas de arroz, si quieres una porción adicional tienes que pagar 10 mil pesos en la semana para que te den el doble (…) a veces también escasea la comida, no entiendo por qué”.

Sumado a estas condiciones el agua no es la excepción, relata Sandra que un ejemplo es la cárcel La Modelo en Bogotá, en donde después de las 7 a.m. no funciona en este lugar, incluyendo los baños y en la Cárcel El Buen Pastor las mujeres deben pagar después de haber entrado dos veces a hacer uso de los sanitarios.

“Para poder bañarte de primeras debes pagar, primero entran los Plumas, que son los que manejan los patios, porque eso es mentira que manda el INPEC, y después si pueden entrar los demás” agrega Sandra.

Los Plumas, relata Sandra en la denuncia, son quienes están atentos del funcionamiento de los patios, vigilan quiénes ingresan, que esté limpio todo, que no hayan peleas ni drogas y son ellos quienes tienen los  privilegios “en la Cárcel La Picota estamos hablando del patio 9 y 11 y en la cárcel El Buen Pastor del patio 11 y 16”.

En la actualidad se conoce que han sido radicados 3 proyectos que pretenderían la reducción de penas para la población carcelaria que cumpla algunas condiciones como: no haber cometido delitos de lesa humanidad, feminicidio, crímenes atroces, entre otros. Proyectos propuestos por el Partido de la U, el Gobierno Nacional y el Partido Centro Democrático.

“Démosles una segunda oportunidad, a que sus hijos crezcan en ese vínculo de familia (…) ojalá el Congreso y el Gobierno sienta y escuche otro punto de vista que las cosas no son solamente como ellos las dicen, sino que hay otros puntos de vista”.

Al final, los familiares esperan que a los presos les hagan reducciones de penas y si no logran los acuerdos a través de leyes en el Congreso, sugieren que sea el Papa quien tomé la decisión de hacer el descuento.

La movilización partirá de los juzgados de Paloquemao en Bogotá a las 7 a.m. para llegar a la Plaza de Bolívar, en la que darán a conocer su propuesta que entre otros temas pretende hacer entender a la sociedad y al Congreso que la población carcelaria merece una segunda oportunidad.

Reciba toda la información de Contagio Radio en su correo o escúchela de lunes a viernes de 8 a 10 de la mañana en Otra Mirada por Contagio Radio
Compartir:

Los comentarios están cerrados.