Comunidades de Jiguamiandó, Chocó, en alerta ante presencia del ELN y neoparamilitares

Foto: Defensoría del Pueblo
13 Nov 2017

Las comunidades de Jiguamiandó se mantienen en alerta debido a la presencia del ELN y el grupo paramilitar de las AGC. Esta vez, la Comisión de Justicia y Paz, denuncia que debido a posibles enfrentamientos entre AGC y ELN, la población se encuentra en riesgo por la instalación de minas antipersona y amenazas a líderes y lideresas comunitarios de Jiguamiandó.

Según la denuncia, el sábado sobre las 5:00 pm, ingresaron a la Zona Humanitaria de Pueblo Nuevo, territorio colectivo de Jiguamiandó, cinco hombres portando armas largas pertenecientes al ELN.

La Comisión señala que los pobladores exigieron a los integrantes del ELN respetar la Zona Humanitaria, pero los integrantes de dicha guerrilla manifestaron que pasaban para informar de la instalación de minas antipersona y que debían abstenerse de transitar por caminos estrechos y lugares montañosos. En esa línea, advirtieron que está prohibido el tránsito entre la Zona Humanitaria de Pueblo Nuevo y la Zona de Biodiversidad del Ovo.

Presencia paramilitar

Tras la amenaza del ELN, el domingo siguiente a las 9.00 a.m hicieron presencia en el mismo territorio seis personas pertenecientes a las autodenominadas Autodefensas Gaitanistas de Colombia, AGC, en la comunidad de Urabá.

La denuncia asegura que tres de ellos portaban camuflados, armas largas, granadas y brazaletes, los otros estaban vestidos de civil y dentro de ellos se identificó al llamado JJ. (Le puede interesar: Paramilitares irrumpen en Zona Humanitaria en Jiguamiandó)

Amenanzas a líderes sociales 

El pasado 28 de octubre el lider comunitario Willington Cuesta fue amenazado por alias "Chiqui" perteneciente a las AGC, luego que éste exigiera respeto a la comunidad.

Según la Comisión de Justicia y Paz,  "Chiqui" expresó "usted es el hp que me quiere sacar, te voy matar", y aseveró que tenía un listado de lideres y lideresas de las comunidades de Alto Guayabal, Puerto Lleras, Pueblo Nuevo y Urada, y de Curvaradó para ser asesinados.

La situación es grave, ya que pese a la cercanía con una unidad del Ejército, cerca de 80 hombres de las AGC, permanecen acampando en la Finca Las te, ubicada a tan sólo cinco minutos del caserío de Urada. Desde allí, a unos 40 minutos se encuentra ese batallón de manera ilegal construido en Llano Rico, Curvaradó.

El contexto

La ONG refiere que las AGC controlan Belén de Bajirá, Brisas, Apartadocito, Llano Rico, Pavarandó, Mutatá sin acción eficaz del Estado. Asimismo, las unidades del ELN están a menos de una hora de dónde se encuentran las AGC. (Le puede interesar: Medidas cautelares para comunidad indígena en Jiguamiandó)

Reciba toda la información de Contagio Radio en su correo o escúchela de lunes a viernes de 8 a 10 de la mañana en Otra Mirada por Contagio Radio.
Compartir:

Los comentarios están cerrados.