“El problema de la infancia y la adolescencia en Colombia es estructural”

Foto: Carmela María
Ángela María Robledo, Representante a la Cámara

El salón Luis Guillermo Vélez del Congreso de la república reunirá el jueves 12 de febrero a 14 organizaciones que trabajan con y para niños, niñas y jóvenes en el "Día de las manos rojas: vamos a reconstruir el amor", para escuchar sus análisis y propuestas para evitar que esta población sea involucrada y afectada por la guerra.

El evento se realiza en el marco de los recientes escándalos por la violación a los Derechos Humanos de niños y niñas en toda Colombia, desde el asesinato de 4 menores en el Caquetá hasta la violación de un grupo de hermanos en el sur de Bogotá; organizaciones que trabajan con y para esta población buscan evidenciar que el debate es mucho más profundo de lo que -en algunas oportunidades- permite ver la coyuntura, y recordar que, como demostraron las muertes por hambre de niños y niñas en la Guajira, en el Cauca y en el Chocó hace menos de 6 meses, el problema es estructural.

La reflexión, según lo planteado por la Representante a la Cámara Angela María Robledo, deberá superar el marco de la discusión sobre el reclutamiento forzado de menores, para debatir las necesarias garantías integrales y reales de los Derechos de los niños y las niñas, reconociendo que "hay otras condiciones y formas de victimización directa o indirecta: el que no puedan terminar sus estudios -por ejemplo- es un problema fundamental".

Para la representante a la cámara, la falta de oportunidades es una de las necesidades que más siente esta población. "La demanda de los jóvenes en Colombia es no tener que elegir entre el fusil del Ejercito y el fusil de los ejércitos irregulares".

El tema debería ser discutido en la mesa de Diálogos de Paz de La Habana, pues no debería repetirse lo que ocurrió en el proceso de desmovilización del paramilitarismo, en que el ex-jefe paramilitar Ernesto Baez aseguró que "El tema nunca se trató: Uribe nunca permitió que se hablara porque complicaba las negociaciones".

De esta manera, pese a lo indignante que resultan hechos como los divulgados en los últimos días sobre violencia contra la infancia, Colombia no puede acostumbrarse a judicializar temas que requieren política social, y resolver todo con "Palomino, el Fiscal y la Directora del ICBF en una mesa hablando de judicializar. Por supuesto debe haber procesos de investigación contundentes, eficaces y pertinentes, porque eso es justicia jurídica. Pero aquí lo que los niños y niñas necesitan es Justicia Social"

La convocatoria para el "Día de las manos rojas" enfatiza en que "lo fundamental es salir de esta guerra, para no seguir contando niños muertos, niños reclutados, niños violados; sino niños con sus familias, en sus escuelas disfrutando de una vida digna a lo que tienen derecho".

Compartir:

Los comentarios están cerrados.