Egipto condena a muerte al líder de los Hermanos Musulmanes

Foto:Marqaanweyne.com
Entrevista con Ignacio Álvarez-Ossorio, experto en el mundo árabe y profesor de la Universidad de Alicante (España):

El juez Egipcio Nagi Shehata, ha condenado a muerte a Mohammed Badie, líder supremo de los Hermanos Musulmanes y a otros 14 de sus miembros, acusándolos de pertenecer a una organización terrorista con fines de desestabilizar el país.

Después de que en Julio de 2013 fuera derrocado el presidente Morshi, la represión se desató contra el grupo político conocido como “Los Hermanos Musulmanes”, calificándolo de terrorista, ilegalizándolo y deteniendo a toda su cúpula.

Egipto alude qué el grupo organizó una estructura para atentar contra el estado y provocar los fuertes disturbios ocasionados cuando la destitución del último presidente.

En total han sido más de 100 detenidos políticos de la agrupación islamista, 14 de ellos condenados a muerte, 37 a cadena perpetua y otros 64 se encuentran acusados de pertenecer a agrupaciones terroristas.

Para los abogados de las acusaciones particulares las irregularidades que se están cometiendo en los juicios son flagrantes violaciones de DDHH.

“…El objetivo de las autoridades es el de deshacerse de la oposición política o, como mínimo, mantenerla bajo presión…” afirma Karim Abdel Radi abogado de parte de los acusados y miembro de la organización social de defensa de DDHH árabe “Red árabe para la información de los DDHH”.

Las distintas fuerzas políticas en la oposición y voces críticas del país han calificado la condena de peligrosa, ya que al no dejar espacio político para el islamismo, se corre el riesgo de que las posiciones se radicalicen, dejando vía libre a grupos armados extremistas como el Estado Islámico.

Desde la caída del dictador Hosni Mubarak, en las protestas han muerto ya más de 3.000 personas y más de 40.000 han sido encarceladas. La represión ha acabado con la oposición política islamista, pero también con quienes tumbaron la dictadura.

Según Ignacio Álvarez-Ossorio, analista político del mundo árabe de la universidad de Alicante, la noticia de la sentencia a muerte es un grave riesgo ya que dotará de justificación a grupos islamistas extremistas para su propia cooptación, así como un paso más en la represión desplegada por Egipto contra la oposición.

Ossorio afirma que no hay vínculos entre los Hermanos Musulmanes y el yihadismo, ni si quiera afinidad política, ya que estos rechazan la violencia y actúan a través de la vía parlamentaria.

Por último el analista señala que este es un intento del gobierno de quitarse de encima a la oposición islamista y que es posible que en los próximos días se rebajen las penas para evita una explosión popular debido a que el partido islámico goza de mucha popularidad entre los sectores más pobres  de la población.

Compartir:

Los comentarios están cerrados.