Defensores del agua luchan contra la privatización en Pasto

Foto: Fredy A. Gamez

Camilo Salazar, vocero comunidad
10 nov 2015

Habitantes de Pasto denuncian la pretención de la Administración Municipal y la junta directiva de la Empresa de Obras Sanitarias de Pasto (EMPOPASTO) de entregar la gestión del recurso hídrico y la operación del servicio de acueducto a empresas privadas, a través de la constitución de una nueva empresa de carácter mixto.

Camilo Salazar, vocero del Movimiento social por la defensa del agua, advierte de la intención de las empresas "Proactiva S.A", filial de la empresa Veolia de capital francoespañol  y "Aqualogy", filial de aguas de Barcelona perteneciente al grupo francés SUEZ, de quedarse con la prestación del servicio que en la actualidad se brinda a cerca de 80.000 usuarios, con ingresos aproximados de 38 mil millones de pesos al año.

El llamado de los ciudadanos es a suspender el proceso en tanto la empresa se encuentra en la actualidad en una "situación viable en términos financieros" y a realizado enormes inversiones por medio de créditos y regalías, infraestructura que se entregaría a las postulantes en una escritura de "derecho real de usufructuo" para la explotación y acomulación de capital,  según manifiesta Salazar.

A la indignación de la ciudadanía por la pretención gubernamental se suma la incognita que rodea la intención de apresurar el proceso  a pocas semanas de terminar la administración, que a la luz de la comunidad resulta “inconveniente”, “ilegal” e “ilegítimo”. El vocero de los ciudadanos subraya que resulta alarmante que la privatización se de a un operador extranjero, con lo que se incrementarán los costos de operación que se revertirán en los cobros a los usuarios finales del servicio.

Ante el actual panorama los habitantes se movilizaron la mañana de este martes para exigir a la administración que no se realice el proceso de privatización con el que además se coptarían los acueductos comunitarios en las zonas rurales de Pasto, poniendo en riesgo las fuentes de agua que vienen de los páramos, y se avanzaria en negocios como la construcción de hidroeléctricas y embotellamiento de agua.

Salazar indica que la comunidad ha adelantado las acciones correspondientes, pero afirma que se han “agotado las vías de diálogo directo”, por ejemplo se convocó a la administración a una reunión y esta “no asistió”, además que se han presentado dos acciones populares y una demanda de nulidad, sin embargo la gerencia de las empresas y la dirección de Pasto insisten en mantener este proceso de manera intransigente.

Entre las acciones que adelantarán los ciudadanos se ha convocado para el día viernes 13 de noviembre,  un cabildo abierto y popular que de continuidad al “primer mandato popular por la defensa del agua”, pero si no se logra resolver nada con la administración y continúa en esta posición se empezará a preparar un paro cívico municipal, que pueda detener las pretensiones del alcalde.

Compartir:

Los comentarios están cerrados.