Decreto de Duque para prohibir dosis mínima es una persecución a consumidores de drogas

Foto: Contagio Radio
01 Oct 2018

Nada "novedoso" tiene el nuevo decreto del presidente Duque con el que se decomisaría la dosis mínima a los consumidores, así lo afirmaron organizaciones sociales que advirtieron que este trámite puede salir costoso, es una medida populista, podría generar estigmatización hacia los usuarios y abusos de autoridad por parte de la Fuerza Pública.

Felipe Cruz, integrante del grupo de investigación sobre drogas, en la organización Dejusticia, afirmó que "este decreto es una medida que tiene muchos problemas conceptuales y técnicos". En primer lugar, la medida respondería a una promesa de campaña por parte de Duque que busca prohibir una actividad que está permitida constitucionalemente.

Además, Cruz señaló que desde el 2016 en el Código de Policía ya se tenían facultades para decomisar sustancia, imponer multas a quienes la portaran en espacios públicos y en la medida legal, se establecen cantidades para diferenciar a microtráficantes de consumidores. Razón por la cual, este decreto no tiene nada de “novedoso”.

En segundo lugar, el especialista aseguró que Duque está enviando un mensaje a los agentes de Policía para re empoderarlos, hecho que podría generar abusos de poder y estigmatización hacia los consumidores, “cuando se da órdenes a la Policía y se le imponen objetivos ambiciosos, como controlar el microtráfico, y no hay una formación en derechos humanos, básicamente se envía un mensaje de represión, que es peligroso, porque puede llegar a ser violación a los derechos fundamentales”.

De igual forma, señaló que este decreto podría dar paso a una casería de brujas y a una persecución de consumidores de marihuana, cocaina y bazuco, impactando los derechos de los usuarios que no todos son adictos.

En tercer lugar, el decreto podría salir costoso debido a que se aumentarían los recursos para combatir a los consumidores. Actualmente la destinación a la política antidrogas corresponde al 4.1% del presupuesto general  y solamente un 1% de ese monto va a la prevención. (Le puede interesar: "Aspersión terrestre con glifosato es absurda: Camilo González Posso")

NI PERMISO DE LOS PADRES NI DE LOS DOCENTES

Asimismo, Cruz señaló que en el decreto que firmaría Duque, o por lo menos en el borrador, no se menciona la autorización por parte de padres de familia o docentes para garantizar que no se les decomise la droga a los usuarios y aseguró que una declaración extrajuicio de otra persona, autorizando el consumo de una sustancia sicoactiva, sitúa a quienes consumen como adictos o enfermos.

¿QUÉ DE NOVEDOSO DEBERÍA TENER UNA POLÍTICA DE DROGAS EN COLOMBIA?

Cruz afirmó que, sí el presidente Duque quisiera hacer algo diferente con la problemática de las drogas, debería crear un mecanismo especial o generar protocolos al interior de la Policía en el proceso de las incautaciones y no seguir el camino de la prohibición, debido a que esto solo provoca que “el Estado se haga el de las gafas, no regule el mercado y en cambio este sea controlado por los actores ilegales o criminales”.

Adicionalmete, informó que desde hace 5 años no se tiene información y datos frente a qué tipo de consumo se está generando en el país, cuál es el aumento de las personas consumidoras o cuál es la magnitud de esta situación. (Le puede interesar: "Gobierno Duque esta en absoluta ignorancia sobre la política de drogas")

Reciba toda la información de Contagio Radio en su correo o escúchela de lunes a viernes de 8 a 10 de la mañana en Otra Mirada por Contagio Radio.
Compartir:

Los comentarios están cerrados.