Comunidades del Huila exigen justicia y dicen no al represamiento del río Guarapas

Foto: aporrea

Enrique Chimonja
13 Oct 2015

El pasado fin de semana en Palestina, Huila, familiares de Martin Humberto Astaiza, Jesús Galindo, Yesid Tunjo y Jaime Loaiza, campesinos asesinados en el marco del genocidio al partido político de  la UP, junto con organizaciones como la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz, CONPAZ y la Corporación Reiniciar conmemoraron los 30 años de esta masacre que aún sigue en la impunidad.

Enrique Chimonja, hijo de una de las víctimas, aseguró que cerca de 150 campesinos de las 42 veredas de este municipio participaron del evento de conmemoración, que incluyó una bicicletada desde Pitalito, como muestra de solidaridad con las familias de las víctimas para la exigencia de justicia por un crimen que continúa impune.

Así mismo los participantes del evento instalaron en el parque principal una placa, específicamente en el lugar en el que ocurrieron los asesinatos, como reclamación “Para que este tipo de crímenes no vuelvan a suceder en ningún territorio del país”, afirma Chimonja.

Las comunidades indígenas del municipio se han solidarizado con las reivindicaciones de estos familiares pues en palabras de Chimonja, “Han entendido que en esta coyuntura de los Diálogos es necesario exigir justicia ante la impunidad”. Quienes además han denunciado los crímenes ambientales producto de la instalación de la represa del Quimbo.

Problemáticas que se agudizan con las decisiones del Gobierno de continuar con la privatización de las fuentes hídricas para la producción de energía eléctrica a través de la instalación de 2 nuevas represas en el río Guarapas, que surte de agua a diversas comunidades de la región.

Compartir:

Los comentarios están cerrados.