Agresiones contra la prensa aumentaron 43.5% en 2017: FLIP

Foto: Zona Cero
09 Feb 2018

En el marco de la celebración del día del periodista, la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) lanzó su informe anual sobre la situación de la libertad de expresión y de prensa en el país tras los 8 años de gobierno de Juan Manuel Santos. En 2017, documentaron 310 casos de agresiones donde resultaron heridos 368 periodistas, un aumento del 43.5% con relación al año pasado. Además, fue asesinada por la Fuerza Pública la comunicadora indígena Efigenia Vásquez.

El informe se titula “Estado depredador” y alerta que el año pasado, “los poderes ejecutivo, legislativo y judicial faltaron a su deber de garantes de la libertad de prensa y tomaron conscientemente acciones de censura”. Indica el informe que las restricciones a la libertad de prensa se registraron desde el presidente de la República, el Congreso y las cortes.

Específicamente se refiere a “la violencia sin protección ni sanciones, la pauta oficial que compra silencios, la estigmatización de la prensa como respuesta a las críticas, la violencia estatal y letal contra periodistas, las decisiones judiciales que abren la puerta a la censura y, sobretodo, aquellos extensos territorios carentes de información”.

Libertad de prensa en cifras

La alerta la enciende la Fundación en la medida en que, desde el 2006, el año que pasó fue el que evidenció el mayor número de agresiones contra la prensa. En materia de amenazas, registró 129 casos y las denuncias por los delitos de injuria y calumnia continúan en aumento. (Le puede interesar:"Hurtan equipos y material sensible de oficina de la Agencia Prensa Rural")

Además, lo que más le preocupa a la FLIP es que la Fuerza Pública continúa siendo uno de los principales actores que ha violentado el ejercicio de la prensa en escenarios como la protesta social. Concretamente, “durante el 2017, la FLIP registró 27 casos de agresiones contra reporteros por parte de uniformados del Ejército y la Policía, de los cuales 15 se presentaron en medio de protestas sociales”.

Otros datos adicionales, hacen referencia a por ejemplo que, en 2017, se presentaron 8 casos de obstrucción a la información, 14 casos de acoso judicial, 31 casos de agresión física, 129 amenazas, un asesinato, 3 atentados, 3 desplazamientos, 6 casos de daños a infraestructura, 4 detenciones ilegales, 8 casos de espionaje, 29 casos de estigmatización, 16 de hostigamiento, 25 casos de obstrucción al trabajo periodístico, 6 casos de robo y un secuestro.

Posibles agresores contra la prensa

Teniendo en cuenta las diferentes agresiones, el informe detalla que “los actores ilegales como la guerrilla y los paramilitares, han dejado de ser los principales agresores contra la prensa”. Por el contrario, quienes más agreden el ejercicio periodístico son los servidores estatales y particulares. En 2017 hubo 33 agresiones por actores ilegales, 76 por funcionarios y 72 por particulares. (Le puede interesar:"Simulación de Saúl Cruz fue un ataque a la libertad de prensa")

Finalmente, a pesar del compromiso que dijo haber tenido el presidente Juan Manuel Santos para defender la libertad de prensa, donde reconoció las violaciones a los derechos humano de los periodistas y se comprometió a la reparación integral, los esfuerzos del Gobierno no correspondieron con estos compromisos. Alerta la FLIP que el mecanismo que se estableció para reparar a los periodistas, no tuvo legitimidad, fue improvisado y careció de una articulación institucional.

Informe FLIP 2017 Estado Depredador by Contagioradio on Scribd

Reciba toda la información de Contagio Radio en su correo o escúchela de lunes a viernes de 8 a 10 de la mañana en Otra Mirada por Contagio Radio
Compartir:

Los comentarios están cerrados.