Acto público de reparación en memoria de Sergio Urrego

Foto: Colombia Diversa 

Alba Reyes, madre de Sergio Urrego
11 Nov 2015 

En las instalaciones del Colegio Gimnasio Castillo Campestre se  realizó el acto público de reparación y memoria de Sergio Urrego, ordenado por la sentencia T478 de la Corte Constitucional y que incluye la instalación de una placa conmemorativa, un grado póstumo y una declaración pública por parte del colegio en la que reconozca la orientación sexual del joven y el respeto que como institución educativa debía haber mostrado.

El acto público como espacio de reflexión y reparación por los hechos de acoso sexual sufridos por Sergio, de acuerdo con su madre Alba Reyes, no le devolverán la vida al menor pero permitirá que continúe su legado en la lucha por una sociedad incluyente en la que se respete al ser humano y no se le discrimine por ningún motivo, tal como lo deseaba Sergio.

De acuerdo con Alba Reyes desde que se denunció el caso de su hijo los mismos niños han sido activistas en la denuncia de los manuales de convivencia que son hechos como “códigos penales que se devuelven en su contra y no como normas de seguridad para sus vidas”, así mismo se han evidenciado casos relacionados que estaban invisibilizados ante la opinión pública.

El caso en términos penales continuará con la audiencia de imputación de los cargos de discriminación, falsa denuncia y ocultamiento de pruebas contra las directivas del Colegio, que se realizará el próximo 3 de diciembre, en la que de acuerdo con Alba Reyes se espera que no haya dilaciones pues como familia la labor que les queda es exigir el cumplimiento cabal de la sentencia.

Compartir:

Los comentarios están cerrados.