¿Yo era una lesbiana? ni yo lo sabía – Cartas desde el closet

Foto:  Femeninas
Julio 2017

Querida amiga

Sé que por estas fechas es tu cumpleaños. Lo sé porque aunque en los últimos años, en los que ya no somos tan cercanas, solo he visto las fotos de la celebración que pones en Facebook. La verdad es que yo no olvido esta fecha. Siempre la celebrábamos en el colegio y yo procuraba llevarte por lo menos un pequeño detalle.

Recuerdo con gran cariño tu amistad y el tiempo que pasamos juntas, aunque hoy no son los buenos momentos los que me llevan a escribirte. Hay un momento que recuerdo ahora, que fue poco grato para mí y por el cual quisiera reconciliarme contigo.

Por ese entonces, yo no sabía exactamente que me pasaba con tu hermana, solo sabía que disfrutaba su compañía y que quería tenerla mucho más cerca. Poco a poco me fui haciendo consciente de que me gustaba, primero de eso, y mucho más adelante, de que me gustaban las mujeres. Ahora sé que fue la primera persona por la que me sentí atraída y realmente enamorada.

Cuando se lo dije a ella, te contó a ti. Al día siguiente me llamaste: lesbiana.

¿Yo era una lesbiana? ni yo lo sabía. Sabía que ser lesbiana era malo, muy malo, que era algo sucio, inaceptable, algo que no estaba bien y que Dios castigaba muy duramente.

Pasaste una semana llamándome así, procurando estar lejos de mí, queriendo que no se te pegara ese mal. Yo pase varias semanas quitándome la marca de ser “La lesbiana del 9A”, sola, preguntándome que era lo que estaba mal en mí. Rápidamente renuncié a lo que sentía por tu hermana, oculté mis inquietudes, mis dudas y borré, de mis posibilidades futuras, hablar de mis sentimientos. Ya no lo haría ni contigo, ni con nadie.

A los meses, cuando la duda por fin desapareció, volviste a hablar conmigo, pero ya algo había cambiado en mí para siempre. Ahora sabía que el amor que yo sentía estaba mal para ti y para mucha gente más.

Los adolescentes pueden ser crueles, ahora sí lo entiendo y te perdono por tu actitud de ese entonces. Pero que diferente hubiera sido esa etapa para mí si hubiera tenido tu apoyo, tu respaldo. Quizá hubieras llegado a conocer a mi primera novia en 11 y de repente nuestros caminos no seguirían rumbos tan distintos.

Por los buenos recuerdos que tengo de tu amistad, quiero enviarte un abrazo comprensivo, un abrazo de reconciliación.

Feliz cumpleaños

Tu amiga - Parche para la vida, 3 


Esta texto hace parte de Cartas desde el Closet, escritos anónimos de personas con orientaciones de género diversas que no han podido compartir públicamente sus pensamientos e ideas por su orientación sexual. Parche por la Vida

Compartir:

Los comentarios están cerrados.