La alarmante situación de las cárceles colombianas

Foto: Revista Semana
12 Abr. 2017

La congestión y las precarias condiciones en la que viven los presos en las cárceles continúa en Colombia, de 118.925 personas reclusas, solo 80.512 están penados y se encuentran en 36 establecimientos penitenciarios, además hay hacinamiento superior al 151% según Prison Insider, que se encarga de analizar la situación en las cárceles del mundo.

Ya anteriormente se ha denunciado que hay situaciones extremas, por ejemplo en la Cárcel ¨Tramacúa¨ de Valledupar los reclusos tienen que soportar temperaturas cercanas a los 40 grados centígrados y el abastecimiento de agua solamente se da en algunas torres por 4 horas diarias. Le puede interesar: En Colombia la población en cárceles aumentó 141%  desde el año 2000

También se ha denunciado que en la cárcel modelo de Bogotá se produjeron cerca de 90 desapariciones forzadas tanto de reclusos como de personas llevadas desde el exterior de la prisión, o la carcel de mujeres en Rioacha con un hacinamiento cercano al 500% y la de Bucramanga con una cifra de 199%.

Las Mujeres en las cárceles.

Según este informe, al 31 de enero de 2017 del total de la población carcelaria, cerca de 7849 son mujeres, es decir un 6.6% y comparadas con las cifras de hace 25 años, hoy en día la población femenina es 5.5 veces mayor.

Para Silva, los más dramático de estas cifras es que estas mujeres han sido condenadas en su mayoría – un 45 % de ellas - por delitos relacionados con drogas.

“Si usted además hace un análisis más profundo de ese tipo de población va a encontrar gente en condiciones de pobreza, madres cabeza de hogar, personas que necesitan solventar sus necesidades y que no encuentran alternativas que entrar en ese negocio” cuenta la abogada. Le puede interesar: "Condiciones en las cárceles Colombianas son preocupantes" Alan Duncan

Estas situaciones socio económicas no son tenidas en cuenta cuando se toman las decisiones judiciales, por ejemplo en el caso de las mujeres “de hecho en el tema del narcotráfico no es la persecución a los grandes capos de la droga (…) la mayoría de las mujeres no son grandes capos como estamos planteándolo sino mujeres que han acudido allí por pura y física necesidad”.

En la actualidad si una persona es judicializada por narcotráfico la ley no permite acceder a ningún tipo de beneficio, no admite la cárcel domiciliaria, ni disminución de la pena, razón por la cual quien incurre en este delito está condenado a pagar con la prisión de manera completa hasta que termine la pena.

En Colombia del total de la población de mujeres reclusas, el 50 % se encuentra en tres centros penitenciarios ubicados en Bogotá, Jamundí en Cali y Pedregal en Medellín. Le puede interesar: Cárceles colombianas no cuentan ni con ibuprofeno para atender presos enfermos

CARCELES

El Hacinamiento.

Para el año 2000 se hablaba de 51.518 reclusos en Colombia, lo que equivale a una tasa de encarcelamiento de 128 por 100 000 habitantes, sin embargo 16 años después, en vez de disminuir esa tasa se duplicó, llegando a 235.

“El principal problema del hacinamiento, incluso la Corte lo dice, es de una política criminal que no se compadece para nada con los derechos humanos, es decir que es absolutamente inconstitucional” manifiesta Silva.

Dice el informe que los índices de hacinamiento son particularmente elevados en ciertos establecimientos y da como ejemplo la cárcel de Riohacha con un 570 % y en la Reclusión para Mujeres de Bucaramanga en el 199.2 %. Le puede interesar: "En las cárceles de Colombia torturan a los prisioneros" Informe CCCT

“La Fiscalía tiene una actitud retrograda”.

En el año 2016 se presentó el proyecto de ley 148, luego de un arduo trabajo con la población reclusa, familiares, organizaciones de derechos humanos y el ministerio de Justicia, que pretende flexibilizar el sistema penitenciario, así como avanzar en el respeto de la libertad y dignidad humana, sin embargo, este proyecto estaría condenado a no entrar en vigencia, por varias razones.

La primera se debe dice Silva, al “despiadado ataque” y la perspectiva atrasada y retrograda de la Fiscalía, en cabeza del fiscal Néstor Humberto Martínez quien desde el inició solicitó al ministerio de Justicia retirar el proyecto de ley.

“Para el señor Néstor Humberto Martínez esta ley y las modificaciones implican un peligro para la seguridad ciudadana y ahí es cuando uno entra a analizar en una sociedad con una problemática carcelaria tan grave cómo es posible que altos dignatarios de la Fiscalía terminen desde perspectivas ideológicas súper atrasadas, de la inquisición venir a plantear la seguridad ciudadana por encima de los derechos humanos” recalcó Silva.

Todo no lo resuelve la cárcel.

Dice Prison Insider que el uso excesivo de la prisión preventiva y la ineficiencia de la justicia en Colombia han ayudado al colapso del sistema penitenciario, argumento que respalda Silva manifestando que “la sociedad no puede seguir pensando que todos los problemas que se presentan son resueltos a través de la cárcel, porque eso está creando un problema adicional”.

Para la abogada lo más preocupante es que esa ideología carcelera se termina azuzando a través de funcionarios públicos como el Fiscal que “entre otras cosas valga recordar, es el que menos se ha ocupado de perseguir a los grandes criminales, y por el contrario su vida profesional ha estado dirigida a defender a quienes hemos tachado como beneficiarios de los grandes crímenes”.

La Higiene en las cárceles

El informe también da cuenta de las precarias situaciones en materia de acceso a servicios básicos de higiene, de privacidad en las duchas o los sanitarios y en otros espacios incluso no cuentan con agua potable.

Situación que se ve reflejada en los alimentos que comen, dado que son preparados con agua contaminada deteriorando la salud de los y las reclusas "a menudo crudos, descompuestos o de mala calidad" aseguran.

Esta falta de acceso al agua y a las posibilidades de higiene, sumado a la sobrepoblación, hace además que los reclusos sufran de intoxicaciones alimentarias, problemas respiratorios y dermatológicos, infecciones, entre otros.

Muerte en reclusión 

Según cifras oficiales para el año 2013 se estaban investigando 53 casos en los que podría haber algún tipo de negligencia por parte del personal y de esos mismos casos solamente fueron sancionados 3 casos, hasta la fecha los restantes siguen siendo materia de investigación.

Además en los centros penitenciarios la tasa de suicidios es entre 4 y 10 veces mayor. Adicionalmente, la prevalencia de enfermedades mortales como VIH/Sida o tuberculosis puede llegar a presentarse 20 veces más dentro de las cárceles.

¿Qué hacer?

Según cuenta la integrante del Equipo Jurídico Pueblos, las iniciativas que se están llevando a cabo para enfrentar estas difíciles realidades son varias inicialmente desde los familiares y la comunidad carcelaria.

“Estos trabajos hay que extenderlos a toda la población, a través de diversos medios, yo creo que hay que seguir realizando esfuerzos. No solamente hay que transformar el proyecto de ley sino también en la cultura de nuestra sociedad. La situación es desesperante pero es algo en lo que no podemos desfallecer” concluyó Silva.

El informe completo puede verse aquí

Reciba toda la información de Contagio Radio en su correo o escúchela de lunes a viernes de 8 a 10 de la mañana en Otra Mirada por Contagio Radio
Compartir:

Los comentarios están cerrados.

Streaming

Watch live streaming video from contagioradioytv at livestream.com
×